30 años de historia de HSI nos han dado para vivir muchos cambios tecnológicos. Aquí otro artículo sobre nuestra serie “¿Te acuerdas de…?”

Word …. ¿Word que? …. ¡WordPerfect!

Hubo una época en la que Word de Office no existía.

“¿Cómo? ¿No? Y entonces, ¿Cómo escribíais cartas?”

No nos pongamos tan dramáticos. Teníamos alternativas como el WordPad, el Works (el precursor de Office), y los que escribían bien, muy bien, usaban WordPerfect.

En aquella época Wordperfect era la aplicación de Procesador de Textos por antonomasia. Había multitud de academias que te enseñaban a utilizar WP 5.1 (la versión más conocida). Y en muchas ofertas de empleo era requisito indispensable.

Sin ir más lejos recuerdo una asignatura en la escuela para aprender WP. Allí es dónde aprendimos lo que eran las Negritas, las Cursivas, las Sangrías, el carácter de salto de línea ¶ .

Incluso había ordenadores que sólo tenían WP. Al fin y al cabo, los ordenadores eran máquinas de escribir modernas por aquel entonces.

A día de hoy todavía existe WP, y aunque inicialmente fue desarrollada por la empresa WordPerfect Corporation, hoy en día es propiedad de Corel (compañía de Software Corel Corporation). WP alcanzó su máxima popularidad a finales de los años 1980 y a principios de los años 1990 y, como he comentado anteriormente, durante muchos años se consideró el estándar de hecho.

Pero os tengo que decir que no conozco a nadie que actualmente lo use. En eso, Microsoft, sin tener un Procesador de textos mejor que WP, supo adelantarse y comerle terreno.

Llegó a estar disponible para una amplia variedad de ordenadores y sistemas operativos, incluyendo DOS, Windows, Mac OS, OS/2, Linux, Apple II.

*Curiosidades: La extensión de archivo más común para documentos generados mediante WordPerfect es .wpd. Y las versiones más antiguas también pueden usar extensiones .wp, .wp7, .wp6, .wp5, .wp4, e incluso, no tener extensión.