30 años de historia de HSI nos han dado para vivir muchos cambios tecnológicos.

Aquí el primer artículo sobre nuestra serie “¿Te acuerdas de…?

1 Mega, 1 Giga, 1 Tera……y en la palma de la mano…..

Pobres. Ya nadie se acuerda de ellos. Y sin ponernos muy nostálgicos recuerdo dos cifras 720 y 1,44.

Pues sí. Me refiero a los diskettes. Esos trozos de plástico cuadrados que inundaban nuestros escritorios. Cada uno con su pegatina bien puesta y con su título correspondiente. Y si contenía algo importante, sobre todo con la pestañita negra bajada, para que no se pudiese sobrescribir.

En su época eran el mejor sistema de almacenamiento extraíble y portable, sobre todo cuando los diskettes de 5 1/4 dejaron paso a los de 3 1/2, más pequeños y con el doble de capacidad (720 Kb Wow!!). ¿Recordáis el ruido que hacían cuando se estropeaban? Sonada un golpe seco dentro de la disquetera y en ese momento te quedabas paralizado, blanco como la leche, y empezabas a rezar para que no se quedase encallado.

Poco después surgieron los diskettes de “Doble cara” que doblaban la capacidad llegando a los 1,44Mb. Por primera vez se había traspasado el mega de capacidad.

Ahora sería difícil encontrar un ordenador que tuviera disquetera de 3 1/2, aunque todavía queda algo.

La disquetera, otro artilugio de museo solo apto para retros.

CURIOSIDADES:
  • Contaban con un espacio bastante reducido, pero enorme para la época en la que fueron diseñados.
  • Eran muy delicados, ya que eran vulnerables a la suciedad y a los campos magnéticos externos, por lo que dejaban de funcionar con el tiempo o sino por el deterioro del mismo.
  • Desde que aparecieron los ordenadores personales surgió la necesidad de contar con otros medios de almacenamiento para trasladar datos y archivos de un dispositivo a otro.