Blog

Encuentra las novedades relacionadas con HSI Grup

La impresora ha muerto! Grito de un usuario al comprobar que la impresora no imprime.

Viva la impresora! Grito del Director financiero, del responsable de administración y del responsable de IT al saber que ya no están ligados a un hardware en la oficina y van a poder pagar por las páginas que producen y no por las que no producen.

 

La impresora tradicional ha muerto. La impresora, tal y como la conocíamos hace unos años, ya prácticamente no tiene mercado empresarial.
¿Porqué conformarse con un aparato que sólo imprime si puedo tener uno que imprime, fotocopia, escanea, dobla, grapa…?  Actualmente se han convertido en verdaderos centros de impresión y acabado.

Cuando trabajaba en una tienda de informática y los clientes me pedían consejo para comprar una impresora, siempre les hacía reflexionar sobre qué es lo que esperaban de la impresora, velocidad, calidad, robustez, un bajo coste por hoja impresa… ellos me daban la solución a lo que necesitaban. A veces era una en color,  otras en B/N, láser, inyección o Matricial. (si, por aquel entonces se existían impresoras matriciales en color). Hoy en día esa reflexión se la hago hacer también a mis clientes empresariales cuando me piden consejo sobre que impresora escoger (bueno, les añado un poco de salsa y les pregunto si les gustaría escanear, grapar, escalar, encuadernar..) y normalmente les gustaría que hiciera todo.

Impresion pago por uso

Recuerdo cuando llegaron a las tiendas las primeras impresoras domésticas de inyección de tinta, solo imprimían en tinta negra, y el “loco” que compraba una en color tenía que estar muy seguro porque prácticamente valían el doble. Lo triste era cuando un cliente que te había comprado una en B/N te preguntaba si podía hacer algo para que imprimiera en color. También compraban el escáner de mano y el módem 28.800bps , y tenían la mesa llena de trastos, y lo mismo que le pasaba al pobre cliente de la impresora B/N, aparecía en poco tiempo un dispositivo mejor que el que tenían y querían o necesitaban actualizarlo.

Pero estamos en la época de cloud, donde la infraestructura no se adquiere, solo pagas por lo que usas, como el agua o el gas, y aquí tenemos un ejemplo clarísimo de pago por uso.
¿Debemos comprar una impresora DinA3 para una pocas páginas que imprimiremos en este tamaño? NO!.
¿Debemos comprar una impresora color porque vamos a imprimir algunas pocas páginas a color? NO!.
Paguemos sólo por las páginas que produciremos.

La fórmula de Pago por Uso tiene muchas ventajas para todos los órganos de la empresa.

  • Al director Financiero le encanta saber que tiene el gasto controlado de impresión, sabe muy aproximadamente cuanto va a pagar cada mes, y que no va a tener sorpresas con los consumibles. También le gusta tener una sola factura por todo, y un solo proveedor.
  • Al Responsable de IT sabe que tiene en la oficina el equipo mejor, tecnológicamente hablando, que no se va a quedar obsoleto y que si le ocurre un problema, tiene la garantía vigente durante el tiempo de contrato.
  • El responsable de Administración está encantado con no tener que aprovisionar diferentes consumibles de diferentes impresoras, que tiene una única factura, un único contrato y una única garantía.

Nosotros lo tenemos claro! No sabemos qué impresora necesita, ni sus necesidades futuras, lo que si que sabemos, por experiencia en el mercado de las PYMES, es que necesita pagar sólo por lo que imprima y no por la capacidad de la impresora.