HSI es Microsoft Partner
Seleccionar página

Blog

Encuentra las novedades relacionadas con HSI Group

Gabriel Vallejos – Nuestro Responsable de Preventa y Proyectos

En HSI, una de nuestras labores esenciales es la de entender el problema de nuestros clientes para poder ofrecerle la mejor solución y que pueda seguir creciendo aprovechando todas las ventajas del trabajo en la nube.

Hoy, Gabriel Vallejos, viene a hablarnos sobre cómo la migración a Microsoft 365 empodera a las empresas y les permite seguir siendo más competitivas, al tiempo que mejoran como organización. La pandemia forzó este cambio, haciendo que las empresas tuvieran que adaptarse al entorno tecnológico para poder seguir con su actividad, y todo en cuestión de semanas.

 

P. Gabi, ¿cómo definirías la situación de digitalización con la que nos encontrábamos antes de la pandemia? ¿En qué notas que ha cambiado la mentalidad de las empresas?

R. Creo que esta situación ha propiciado que muchas empresas se tomen en serio el teletrabajo. Cuando digo en serio, me refiero a que lo vean como algo factible, seguro y necesario. Por muchos motivos, además de la por la situación sanitaria: permite conciliar mejor la vida laboral y personal, es un incentivo para la captación y la retención de talento, ahorra costes en viajes, dietas, etc.

Ahora el reto es adaptar la mentalidad a esta nueva situación. Encontrar el equilibrio entre que los empresarios sepan que sus empleados, cuando trabajan en remoto, están aprovechando el tiempo y que éstos no se sientan fiscalizados constantemente. Eso implica medir el rendimiento por objetivos, y no todas las empresas están preparadas para ello.

P. Como Responsable de Preventa y Proyectos, en tu día a día son muchos los clientes con los que tratas para poder entender cuál es la solución que necesitan. ¿En qué les ayuda la migración a la nube de Microsoft 365?

R. Yo creo que la nube en general, y Microsoft 365 en particular, ha tenido un efecto democratizador en cuanto a tecnología se refiere. Las empresas de cualquier tamaño pueden tener su información y sus sistemas con una seguridad y disponibilidad casi imposibles de conseguir con infraestructura local. Por otra parte, ha sido muchísimo más fácil adaptarse a la nueva situación que comentábamos para aquellas compañías que ya estaban trabajando en la nube. Y este hecho no es puntual: la nube de Microsoft te permite disponer de lo que necesitas cuando lo necesitas, y aprovisionarlo fácil y rápidamente. Y, por supuesto, pagarlo sólo cuando lo estás utilizando. De nuevo, esto es imposible cuando pensamos “en local”. Esta flexibilidad es una verdadera ventaja competitiva cuando el mercado te demanda ser ágil y adaptarte rápidamente a los cambios.

 

P. Ahora que parece que las empresas vuelven a estabilizarse, ¿qué tipo de proyectos son los que más están demandando? ¿Crees que se está viendo un cambio en la demanda hacia proyectos más orientados a la transformación de procesos de negocio frente a los puramente tecnológicos?

R. La demanda ha cambiado mucho. No olvidemos que venimos de muchos años donde el proyecto estrella era la migración a Microsoft 365. Pero la mayoría de las empresas, ahora, ya están en la nube. Por tanto, su foco actual es exprimir el enorme potencial que tienen las herramientas que Microsoft 365 les proporciona para ser más eficientes y, por tanto, más competitivos en sus respectivos sectores.

En este sentido, me gustaría destacar que Teams, por su capacidad comunicativa y colaborativa, ha “roto el hielo” debido a la explosión de su uso durante la pandemia. Ha servido de punta de lanza para abordar otras integraciones, como la digitalización de procesos corporativos. Procesos que se hacían de forma manual o ineficiente, ahora se hacen de forma digital integrando todo el ecosistema de herramientas que nos proporciona Microsoft 365. Herramientas de fichaje, de control de incidencias, de albaranes, gestión de RRHH… el límite lo pone la imaginación.

 

P. ¿Cuáles crees que siguen siendo los principales miedos por las que algunas empresas se replantean la migración a la nube? ¿Están todas preparadas para esta migración?

R. Paradójicamente, creo que el principal temor sigue siendo la seguridad de los datos, el vértigo de no saber dónde están. Sin embargo, es todo lo contrario. Es casi imposible tener más segura la información en local que en la nube con la misma inversión económica. Invito a todo el que quiera a que lo compruebe. Personalmente, es una conversación que me encanta tener, porque en el 99% de los casos acaba con el cliente convencido, y conmigo encantado de haberle ayudado a abrir los ojos.

Respecto a la segunda pregunta, la respuesta es: por supuesto. Estoy convencido de que no sólo están todas preparadas, sino que migrar a la nube les representará un salto cualitativo importantísimo.

Proyectos microsoft

P. Tras más de 20 años en HSI y, por lo tanto, dentro del sector IT, ¿cuál crees que es el siguiente paso de transformación digital para el cual las empresas han de preparase?

R. Creo que el cambio más importante será el de perspectiva empresarial. El mundo va a ser “user-centric” en todos los ámbitos, y el laboral no será una excepción. En los próximos años, será importantísimo para las empresas cuidar del bienestar de sus empleados y mejorar su experiencia de trabajo. Lo estamos viendo ya, con gente joven que prioriza el “bienestar corporativo” en sus búsquedas de empleo, e incluso les motivan a buscar otras empresas que se lo proporcionen, si la actual no lo hace. Microsoft lo ha entendido bien, y desde hace años, en mi opinión. Y si no, ahí esta Microsoft Viva para demostrarlo. Obtener talento y retenerlo va a depender en gran medida de este cambio de perspectiva.

P. Y, finalmente, ¿qué es lo que más te gusta de formar parte de la familia de HSI?

R. Me gusta su espíritu. Es evidente que hemos crecido muchísimo en tamaño y en volumen de negocio, pero no hemos perdido ni un ápice de los valores que nos definen desde siempre. Estamos volcados con los clientes, y nos sentimos realizados cuando les podemos ayudar. Muchos han crecido con nosotros, y estamos tan orgullosos de ello como de nuestro propio crecimiento.

Ese mismo espíritu se extiende a todos los ámbitos. Por ejemplo: el cambio de horario para facilitar la conciliación familiar partió de la dirección de HSI. No lo tuvo que pedir nadie, fue espontáneo. Hay mil ejemplos más, pero este es bastante revelador. Además, la casi nula rotación de personal que tenemos lo dice todo: estamos en casa.