HSI es Microsoft Partner
Seleccionar página

Blog

Encuentra las novedades relacionadas con HSI Group

Evolución de HSI – Entrevista a Javi Tejada

Como sabéis, llevamos un tiempo comunicando el nuevo cambio de marca de HSI, con el que queremos dar a conocer una nueva etapa en nuestra empresa, quien ha evolucionado junto con nuestros clientes con el paso de los años y que supone una serie de cambios necesarios para afrontar los nuevos retos que van apareciendo. 

Hoy nos gustaría que conocierais un poco más en profundidad a nuestro CEO y Consultor de negocio, Javi Tejada. Nadie mejor que él puede contarnos el camino que hemos recorrido y que nos ha hecho llegar hasta dónde estamos, estableciéndonos dentro del TOP 5 de Partners de Microsoft en España, tras haber ayudado a más de 500 empresas en su proceso de digitalización y transformación.  

P. Javi, para poder entender el valor del momento en el que nos encontramos, ¿cómo comenzó HSI y cuál era el principal objetivo por el que emprendiste? 

R. Bueno, primero de todo hay que decir que yo no fui el fundador de HSI, apenas tenía 10 años cuando se fundó. HSI fue creada por Joan Figueras, un visionario que entendió claramente, al inicio de los 90, que la incorporación de la informática en cada empresa y en cada hogar iba a ser una realidad.  Esa visión de futuro y de avanzarse a su tiempo quedó impregnada en el ADN de HSI, y ese ADN es el que me impregnó a mí hace 25 años al entrar en esta compañía como un becario. Poco a poco fuimos profesionalizando y especializando al equipo, y ya en el 2009 creamos nuestra propia cloud, cuando prácticamente nadie sabía qué era el cloud. Más adelante vimos que apostar por Microsoft era apuesta de futuro y pusimos toda la carne en el asador.

Dentro de ese ADN visionario del que hablaba, también hay impregnada mucha humanidad y cercanía, algo de lo que el fundador iba sobrado, y eso se transmite dentro de la compañía de forma hereditaria.

P. ¿Cómo ha sido la evolución lógica desde aquel local de Barcelona hasta el momento presente en el que nos encontramos, con sedes en Barcelona, Madrid y Bilbao? 

R. ¿Conoces el síndrome del impostor? Es un trastorno por el que, resumiendo, piensas que no eres, ni de lejos, lo bueno y competente que realmente eres. Creo que hubo una etapa en la que HSI padecía ese síndrome.  Pero un día, abrimos los ojos y vimos, y nos creímos, que teníamos un equipo humano increíble que podía asumir retos mucho más altos. Y eso también nos hizo valorar y abrir mercados nuevos. Y ahí nació nuestra oficina de Bilbao, sin duda un antes y un después en la historia de HSI.

Bilbao nos permitió crecer, y con el crecimiento ser un referente a nivel nacional. Luego nos preguntamos, ¿y Madrid? ¿por qué no?, y allí que nos lanzamos, y con solo un año de vida, además un año pandémico, no podemos estar más contentos e ilusionados. Y más que vendrán…seguro.  

P. Tras más de 30 años de trayectoria, ¿cuáles crees que han sido los momentos decisivos que nos han ayudado a llegar hasta aquí?  

R. En mi carrera dentro de HSI, desde el 2008 en el que cogí las riendas de la dirección, remarcaría 4 fechas. La primera, no llevaba ni 100 días de mandato y se produjo la caída de Lehman Brothers, y el inicio de una de las mayores crisis económicas de la historia. Pero supimos sortear y aguantar el chaparrón y salir victoriosos de unos años extremadamente duros. Después marcaría la apertura de la oficina de Bilbao, a finales de 2014. Como decía, esto nos hizo crecer y creer que podíamos llegar muy lejos. Al poco tiempo, Microsoft nos dio el premio al mejor Partner del Año. Era la culminación de un sueño, de una carrera de fondo. Tengo grabado a fuego en la retina el momento en el que leía el email en el que me indicaban que habíamos ganado. Fue realmente un momento muy emocionante para toda la familia HSI. 

Y, por último, la apertura de la oficina de Madrid y posterior pandemia. De un día para otro, nos dicen que nos tenemos que ir a trabajar a casa. Nosotros ya estábamos acostumbrados al teletrabajo, pero nuestros clientes no. El equipo hizo un esfuerzo titánico durante semanas para ayudar a todos nuestros clientes a poder teletrabajar en condiciones muy duras. No me puedo sentir más orgulloso de estar rodeado de todo este equipazo. 

P. ¿Qué tiene HSI que no tiene el resto? 

R. No sé si el resto lo tiene o no, pero lo que sé seguro que tenemos son PERSONAS. Y lo pongo en mayúsculas porque son muy grandes. El compromiso que tienen con la compañía, con los clientes, conmigo…es increíble. Dentro de ese ADN visionario del que hablaba, también hay impregnada mucha humanidad y cercanía, algo de lo que el fundador iba sobrado, y eso se transmite dentro de la compañía de forma hereditaria.

P. ¿Cómo ha cambiado el perfil de cliente HSI? Y siendo conscientes de este cambio, ¿por qué decidisteis este foco? 

R. Los orígenes de HSI, en los 90, estaban marcados por el cliente particular y la empresa micro-pyme. Con el paso de los años, y de forma natural, el tamaño medio del cliente ha ido subiendo y ahora nos sentimos muy cómodos trabajando con empresas de entre 100 y 1000 empleados. Eso no significa que podamos atender a empresas de 50 o de 5.000 empleados, que también las tenemos. Simplemente es un tema de filosofía y de estructura. 

P. Personalmente, cuando comenzaste con este proyecto, ¿cuáles fueron los objetivos que tenías en mente? Y, entendiendo que esos objetivos iniciales han sido más que superados, ¿hasta dónde te gustaría llegar? 

R. Pues contando que empecé como becario…¡qué más puedo pedir!! Creo que casi cualquiera de los objetivos que nos hemos ido planteando en la compañía los hemos logrado. Algunos han costado más de lo esperado y otros menos, pero al final lo hemos conseguido. Actualmente mi objetivo, tanto personal como de compañía, es la especialización y explorar las nuevas tecnologías de IA que van a permitir en el futuro que los empleados de nuestros clientes se centren en lo que verdaderamente ofrece valor. 

P. Como acabamos de comentar, hace más de 30 años que nació HSI Group, ¿qué consejo le darías a ese Javi de hace tres décadas? 

R. Si quieres puedes. La fuerza de la voluntad. Todo depende de eso. No depende solo de aptitudes o de conocimientos, todo eso sin voluntad, no sale.  Y seguramente le diría que siga lo que le dicta su instinto, que ante el error un nuevo aprendizaje, humildad, empatía y rodearte de buenas personas y de personas buenas. Los problemas vienen solos, no hace falta ir a buscarlos.