¿Te acuerdas del filtro de pantalla?

¿Te acuerdas del filtro de pantalla?

 

30 años de historia de HSI nos han dado para vivir muchos cambios tecnológicos. Aquí otro artículo sobre nuestra serie “¿Te acuerdas de…?”

El filtro de pantalla

Con la extensión de los ordenadores a todas partes, oficina, colegios, domicilios, etc empezó a crecer en la sociedad la preocupación sobre los efectos nocivos que podía tener el estar mucho tiempo delante de una pantalla de ordenador.

Y como pasa siempre en estos caso había expertos que decían que no pasaba nada, y otros más expertos todavía que decían que te podías quedar ciego.

Y fue por ello que se inventó el Filtro para la pantalla.

Protector/Filtro de pantallas ordenador: ¿qué son y para qué sirven?

El Filtro de pantalla no era más que un vidrio tratado para no dejar pasar las moléculas malignas que nos pudieran dañar la vista o hacer que se nos cansase antes.

La vista cansada no es más que una condición que provoca que notemos los ojos cansados, sensación de carga, pesadez o incluso escozor en los ojos (puede hacer que tengamos la necesidad de frotárnoslo o rascárnoslos). Perdida de nitidez o estabilidad en la imagen o dolores de cabeza relacionados con haber forzado la vista.

El filtro de pantalla o los protectores eran unos buenos armatostes que se colgaban mediante unos velcros al monitor (De tubo claro), aunque los había de más sofisticados que ofrecían un soporte extra para acoger todo el tamaño de la pantalla y no permitir que se escapase ni un solo protón.

Más adelante, con la aparición de las pantallas planas se dejaron de usar y prácticamente de comercializar.

El filtro de pantalla actualmente es (especialmente) recomendable para:

  • Personas que por su trabajo o entretenimiento y ocio pasan muchas horas al día frente a una pantalla.
  • Niños de corta edad.
  • Personas de edad avanzada (simplemente la vista es más delicada)
¿Te acuerdas del casete?

¿Te acuerdas del casete?

30 años de historia de HSI nos han dado para vivir muchos cambios tecnológicos. Aquí otro artículo sobre nuestra serie “¿Te acuerdas de…?”

El Casete

Nuestros hijos nunca sabrán la relación entre estos dos objetos…

Si sabéis cual es la relación entre estos dos objetos, estaremos hablando mínimo de 20 años atrás.

EL CASETE, LA FORMA MÁS POPULAR DE ALMACENAR AUDIO

El casete servía para grabar y escuchar música. Y aunque luego fueron sustituidos por los CD’s, en su momento fueron un gran invento que revolucionó la manera en la que pasamos a escuchar música.

Fue tal su utilidad que, cuando comprabas un casete en blanco podíamos grabar clases (que luego transcribíamos), se empezaron a grabar las entrevistas, también grabábamos cualquier evento de interés, entre muchas otras cosas.

Los casetes eran (y son, porque aún siguen vendiéndose en algunos sitios) una cajita rectangular de plástico que, dentro de esta cajita estaban compuestos por dos carretes en miniatura, entre los cuales pasaba una cinta magnética.

Había dos caras para poder grabar o escuchar, la cara A y la cara B.

¿Sabes cuál es la relación entre el bolígrafo y el casete?

Que cada vez que querías rebobinar, volver a escuchar una canción, rebobinarla entera, o caía en manos de un niño y había enrollado la cinta magnética en los cabezales del reproductor,  tenías que introducir el dedo en una de las redonditas para tirar atrás la cinta magnética. Los avispados se dieron cuenta que introduciendo el bolígrafo era mucho más cómodo para tu dedo rebobinar.. Así pues se utilizaba el bolígrafo para rebobinar el casete…  Con lo fácil que lo tenemos ahora con un simple clic eh…

*el casete es un soporte analógico, aunque más adelante también se desarrollaron formatos de cinta digital. (como por ejemplo la cinta de audio digital – DAT y el casete compacto digital – DCC)